Calendario
diciembre 2014
D L M X J V S
« nov    
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

PostHeaderIcon Tuerto el uno, invidente el otro.

Lo son los que están allí,
el uno porque apenas si ve,
el otro porque palpa y no advierte,
erróneamente se creen políticos excelentes,
cuando solo buscan medrar,
con bazas tan indecentes.

Bien sabemos que éstos son,
personas de ruin rango,
es por ello que pretenden,
en España ocupar el mando.

Incuria es su estratégica como pobre postura,
esa que lerdos intentan imponer,
bajo tan torva y desleal mentira,
para así rayar todos a su altura,
la que no levanta un palmo de sus pies.

Los ahora majaderos, necios y molestos,
aspirantes sin caché,
bajo tan somero engaño,
intentan a su pueblo deshacer.

Pues por encima están sus ansias,
cuando el relamido currículum les falla,
se revisten de mil y una falsedades,
con la aquiescencia de los que callan.

Borrémosles del mapa,
ello sería la demostración,
una vez rebatida tan peregrina afirmación,
de que cuatrocientos años no son nada.
Cabalgando van por la vida,
sin que a nadie parece le importe,
ya sea paisano vecino,
sino conforman su corte.

Todo al cabo es debilidad,
pues de haberles cercenado a tiempo,
hoy no estaríamos hablando,
de tan pueril desencuentro.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon Puerta al infinito

Advierto la última puerta, próxima y escondida,
verdad es, por mas que evanescente,
pues aparece y desaparece como fantasma,
escondido implacable detrás de la vida.

Temo ahora que un golpe de viento la abra,
cuando inconsciente la curiosidad me arrastra,
y pienso que dentro me espera el infinito ciego,
como postrer suspiro a cuanto aquí me ata.

Qué me espera si no un paisaje desolado,
acaso la soledad que arropa el frío del alma,
que el cuerpo igualmente aterido queda,
como harapo deshecho del abismo colgado.

Busco en vano alrededor para encontrar en los recuerdos,
aquellas respuestas que a mis preguntas satisfagan,
pues solo artificios, confundidos inventos llegan,
de los que nunca consigo esclarecer, poco o nada.

Bendita edad la que atrás dejé,
donde el día empezaba con la mañana,
y eran las horas siempre fuente de risas granas,
por donde en el horizonte se vislumbraban,
las opacas siluetas que a la existencia rigen,
cuantas veces el calor del optimismo lo demandaban.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon ESPERO ALGO MÁS

Dime tu nombre
y te diré quien soy,
un hombre en el umbral de la vida,
un ser en la disyuntiva,
de querer quedarse cuando es obligado irse.

Me pesan los huesos, como si fueran de acero,
la sangre me fluye en un río de hielo,
aquella que me hacía vivir y soñar,
recoger los alientos de las golondrinas jóvenes,
el aire donde me muevo y respiro,
el estallido del rayo antes de tronar.

Ven si quieres,
yo te espero,
te abro mi corazón de par en par,
busco un alma gemela a la mía,
feliz en el tiempo en el que pasar y gozar.

Me he quedado solo,
sin nadie a quien poder contemplar,
es ya la caverna oscura,
sin focos ni luces con las que alumbrar.

Todas se fueron apagando,
una a una hasta el final,
con aquel delirio,
con la misma ansia,
como si el tiempo,
concluyera ya.

No, no me digas tu nombre,
tampoco quiero saber más,
¿acaso me sirve de algo?,
la carta que escribo,
el remite que pongo,
la dirección en blanco,
el verso que canto,
la lágrima que derramo,
el miedo que paso,
y por encima, resplandece y brilla,
el alma que espera,
como si quisiera,
como si mañana, en el cielo, sobre la nube que pinto,
algo más existiera.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon COMO SI NADA PASARA

El hombre gritaba,
con palabra manchada,
increpaba a las nubes,
por desamor y por nada,
que así le dejó,
cuando airada se marchó,
la mujer, la que dijo que le amaba.

Este es el resumen,
tras una intensa jornada,
lo que pasé al lado,
del mortal enamorado,
aquel que culpaba al viento,
a la luz que se debate en el aire,
y a todo cuanto delante pasaba,
con sus ojos llorosos,
anegados por las lágrimas.

Con la daga del desprecio le dejó,
sobre negro asfalto de lava,
construido de volcanes,
donde se forjan espadas,
hechas de estrépito y algarabías,
de oscuros desencuentros,
guerras sin palabras.

Aquí se rompió el novicio corazón,
tragado por el primer combate,
aquel que a muerte luchó,
cuando el confuso orgullo no le advirtió,
que la conquista era baratija, puro dislate.

Ahora lo sabe y escribe,
felices coplas que canta,
rimas que compone solo,
para alegrarse el ánima,
pues triste quedó mi amigo,
cuando de su casa huyó,
la que le dijo que le amaba.

Eva volvió al Paraíso,
ese donde crecen las manzanas,
pues ahora las toma de postre,
como si nada pasara,
que allí nació la fémina,
para remecerse ufana en la rama,
desde donde contempla el mundo,
como si nada pasara.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon LA MENTIRA

El engaño es un abismo,
un árido desierto en la inmensidad perdido,
negra nube donde el silencio clama a gritos,
estruendos y alaridos sin ritmo.

Mentir es torcer la lógica natural,
navegar sin rumbo por un mar inexistente,
camino de piedras donde las pisadas,
ocultan la verdad que clama dolorida.

No inviertas el devenir establecido,
está marcado a buril por la palabra,
aquella que brota del pensamiento,
dejando limpio el fanal por donde se escapa.

Ven sin trabas, exenta de toda maldad,
déjame que te admire y contemple,
espero la canción, el cántico angelical,
el que fue tuyo y de nadie más.

Falso será quien mirando ciego ve,
aquello que no existe sino en sueños,
quien hace de la farsa quimera y vida suya,
hasta que confuso caiga desangrado.

Ven, sí, ven limpia de miserias,
que la luz del sol te haga resplandecer,
solo así serás tú,
solo así, te espero yo.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon DECIDME QUE NO OS AMÉ

Siendo que soy capaz de todo,
por vos quiero confesar,
que encontrándome en este mundo solo,
mi gran ilusión era mendigar,
la totalidad de vuestro amor,
para sentir vida e ilusión,
aquella que, si por mi fuera,
dejaría que me traspasara de pasión.

Sin medida lucho fiero,
como león enjaulado buscando,
cuanto que escondes y yo no encuentro,
aunque sé que en el pecho llevas,
destemplanza y miedo para revelar que te amo.

Repróchame el temor que te infundí,
para la negativa que asoma a tus ojos,
era el deseo ferviente que anida inclemente,
ese querer que dentro me arde y quema,
cuando confundido me acerqué hasta ti.

Aroma es tu olor,
alegría tu mirar,
déjame al menos a mi,
recordarte una vez más,
el gozo que se siente al vivir.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon Triste destino el despertar

Sale el sol cuando a la calle sales,
que poco importa nieve o diluvie,
que arrecie el viento o se calle,
nada importa si tú apareces,
vestida como vas de luz y azabache.

Niña eres cuanto mujer,
te miran todos verte crecer,
como si milagro fuera tu despertar,
los mil colores que adornan tu cara,
todos ellos de luz y miel.

Son eso tus ojos,
tu boca un clavel,
una rosa y cien clavellinas,
el mítico baile,
con el que se adorna ufano el vergel.

Sueño despierto,
mientras te miro,
guardo silencio,
que soy el payaso,
que perdió la risa,
viéndote alegre, convertirte en mujer.

A hurtadillas te veo,
desde mi ventana,
cuando a pasear sales,
con los colores del despertar.

Desde entonces,
yo ya no lloro,
me digo que para qué,
pensar en ti,
estando él.

Ya en la escalera, ya no te espero,
subo solo, con mi sombrero,
con la punta del pañuelo,
borro una lágrima,
que furtiva surcaba toda mi cara.

Tampoco te dije adiós,
no te fueras a reír,
cuando de risa me llamaste,
confundiéndome con una fiera,
con el rugido de un gran león.

Cerré entonces mis recuerdos,
mientras solo me restauro,
como la cola del lagarto,
como las nubes en lo alto,
estas son las alucinaciones que me acompañaran,
estas y otras,
en pos de tan triste destino.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon EL SER MORTAL

Vi una estrella en el cielo,
estaba sola,
la miré,
como si pudiera esperar algo, un parpadeo,
acaso un guiño,
estaba sola en el cielo,
y yo en la noche,
esperando no sé el qué,
que la luz se haga dentro,
para que así me explique,
cuanto no entiendo,
una estrella sola sin ángel,
un hombre solitario que pregunta,
y la respuesta tenaz que se oculta,
como si el final no existiera,
tal como si en verdad fuera,
la vida una preámbulo insalvable,
el jeroglífico que no sé descifrar,
el milagro que me hace pensar,
la alegría de poder en las horas cantar,
y ese infinito secreto,
que me pregunta que hacemos aquí,
porqué vanos e inútiles permanecemos,
sin alumbrar el final si existiera,
el principio de donde procedemos,
el Dios que fragua la existencia,
los mundos que giran los uno sobre los otros,
el corazón que se confunde con el alma,
tantas y tantas cosas,
que me ahogan en la incertidumbre,
como si solo fuera un ser mortal.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon EL PERFÍL DE DON MOCASIN

Calle abajo viene un hombre,
dice llamarse Mocasín,
es grande y disparatado,
cual fantoche y de postín.

Tiene a bien vanagloriarse,
de las mamonadas mil,
que a lo largo de su vida,
cometió este hombre vil.

Ayer, sin ir más lejos,
le descerrajaron un tiro.
Le entró por la entrepierna,
para atravesarle fatal,
lo que a la derecha queda,
este requisito inmortal.

Hubo fiesta y cencerrada,
en toda la villa mía,
pues todos cuantos le conocían,
al cabo le habían matado,
dicen, a la alimaña impía.

Uno menos o uno más,
al infierno ya se ha ido,
ojalá pudiéramos borrarles,
de los anales vividos.

Comparte en tus redes

PostHeaderIcon LA ETERNA CONFUSIÓN

Ardes en la pira de la desesperación,
pues quieres imponer tus deseos,
cual norma donde todos se inclinen,
para rendir pleitesía a tu imposición.

Nunca adviertes el olor de las almas,
de la que están impregnadas los otros,
y no es por maldad el desprecio,
es la llama que apaga y resucita,
aquello que en verdad te embarga.

Eres cántico de amor confundido,
en devenir de odio mal entendido,
aquel que dentro albergas y que nadie,
por no saber ignora y desencuentra,
en palabras mal traducidas.

Somos apenas cenizas de la evolución,
necesitados seres en camino desconocido,
andamos sin meta y sin tino,
al cabo estamos al albur del destino.

Párate y escucha el son de tu corazón,
no interpretes por ruido su sonido,
es la mano que mueve el incierto futuro,
y solo de ti depende la risa o la tristeza,
que en la vida te acompaña hasta el fin.

Related Posts with Thumbnails
Comparte en tus redes