Poemas y fábulas

por José Luis Martín. Una web de poesía, cuentos y narraciones

Category: Cuentos

HUNDIDAS, CUANDO NO MUERTAS

Cerrado está mi pecho a la esperanza, borrado quiero de mi corazón tu recuerdo, sólo una leve herida, un dolor…

FELIZ ADIÓS

Porque vio la parca venir, se despidió de la vida, con tanta pena lo hizo, que se cayó del balcón,…

LA CUEVA DEL POETA

Hizo de la escritura un vicio, difícil de sostener, cuando le sobraba la tinta, no tenía papel. De ahí que…

POETA EN CIERNES

Lo que escribo en la noche, el ángel de la guarda, lo corrige maestro, al despuntar el alba. Por ello…

PARA TI y MI ABUELO

Por tanto desear tengo una nieta, igual es a un rayo de sol, es luz en mi firmamento, luna redonda,…

Por una sola noche

Para ver el cielo miré por la ventana, las nubes dibujaban tu rostro en un espejo, eterno y pulido cristal…

SUEÑOS REALES

Mi sueño es realidad, porque yo lo quise así, de otra forma usted dirá, como volando voy, cuando volando vengo….

Memento mori

Dice la canción y habla, de este mundo mío y vuestro, como si fuera una joya enjaulada, y yo lo…

Por un puñado de rosas

Porque brotó de mi alma un verso, engorado en mi corazón, supe, sin otro remilgo, de quien me había enamorado…

En la espera, al caer

Antonio A, viene y me llora, porque las uñas nunca, me dice, le habían crecido como ahora, yo le respondí…

Liviandades de un fontanero adulto

Argimiro Rosbit  de Peña Prieta es un manitas en el arte de recomponer desaguisados, propios de su profesión de fontanero….

NADIE, un alma en pena

Yo duermo con el teléfono encima de la mesilla de noche. Es la costumbre. Aún ahora, por más que también…

El tránsito

    Debajo de aquel nogal, hice examen de conciencia, que de poco me sirvió, cuando la mora manchó, sin…

Historia de un crimen, inducido

Fulgencio Felgueiroso de los Malagatones, rico como un nabab y orgulloso como encumbrado mandril, de repente, en el postrer estadio…

Solo para muy mayores

Paulino Teleale o Teletele, por su arraigado vicio, aquel de interminables sesiones de sillón donde se repantigaba viendo la tonta,…

HISTORIAS DE VIDA Y MUERTE

Abrí los ojos para ver el mundo, más me hace daño confesar mi decepción, es el hombre solo que corre…

EL MILAGRO DEL VIOLÍN

  Toda su vida, hasta el último postrero instante, la pasó Fedeón Trispán prendido de la música de un violín….

OXÍMORON: EL ATRONADOR SILENCIO

Nadie creyó a Cristino, al fin, no dejaba de ser un joven soñador cuyas apreciaciones de la realidad podrían variar…

20 AÑOS DESPUÉS, EL MILAGRO

La primera vez que Isigonga vio el mar, exclamó llena de entusiasmo, bajo la atenta mirada de su marido, que…

AUNQUE TARDE, NO FUE, NUNCA

  Jonatán Tobías de la Bella Cuerda no deja una sola noche de visitar a su padre. Allí llega al…

HASTA LA MUERTE USA DE IRONÍAS

Cuando Irineo Telicuento paseaba admirado por las maravillas que contemplaba, portentos que se le ofrecían en aquel espacio majestuoso a…

LA TORRE DE ESPADAÑA

No es fácil subir a la montaña. El sendero se pierde a veces, y hay trochas en las que se…

Homenaje a un sencillo lápiz

Del orgullo original de aquel lápiz que fuera nuevo entero y verdadero, en los anaqueles de aquella lejana, por desconocida,…

EN BRONCE Y EN AMOR, SENTADOS EN EL MISMO BANCO

Con pena se jubiló Latafina de Monte Real. Toda su vida la había basado en el trabajo, en su tiempo…

LA NIÑA, LA FIERA, ARNALDO Y AMBROSIO

Mirando a la copa de aquel árbol, solo y perdido en la inmensidad del Parque del Retiro madrileño, mal supuso…

PAQUITO SARTENES, MÚSICO DILETANTE

Paquito Cebolla, de niño, era tan guapo y tan delicadamente fino que todo el mundo, hombres incluidos, le acariciaban el…

EL NIÑO, LA SERPIENTE Y EL ÁRBOL

Se solaza la serpiente, tendida cuan larga es, sobre el tronco del árbol, y aún su enorme cabeza, grande como…

DIÁLOGOS DE UN HOMBRE SOLO

- Perdimos la capacidad de sufrir el dolor. Sí, aunque no lo creas lo hemos convertido en la nada, en…

MANDÓ LA VIDA A LA MIERDA…. Y ÉSTA, NO SE LO TOMÓ EN CUENTA

Aniceto, ¡quién lo iba a decir! se aburrió de la vida de un día para otro. Parece ser que llegó…

LA MALDICIÓN DEL ESPEJO

Frantuche Frantoche se miraba todas las noches al ir a dormir en el espejo de su alcoba. Delante de él…

Related Posts with Thumbnails

© 2018 Poemas y fábulas. Theme by Anders Norén.