Cordones de escarcha pura,
por los bordes de la capa.
Finos alambres de cobre.
le ciñen a la garganta,
ilusiones por la noche,
que no la verdad amarga.

Cicatrices por los muslos,
en figuras de guadaña,
se están muriendo los hombres,
en los eriales de paja,
soñando con las estrellas,
con las estrellas de plata.

Hatillos que por los hombros,
van galopando la espalda,
pesando como maromas,
sobre los juncos del alba,
entre caminos de espuma,
igual que el color del agua.

Está la noche cayendo,
con sonrisas y con lágrimas,
incitando a los capotes,
a cruzar por las estacas,
brillantes picos de luna,
con aceros de mortaja.

Nubes que tocan la tierra,
dificultaban la danza,
llevándose entre vellones,
los pitones y la espada.
Los toros vomitan fuego,
clarines en la distancia.

Caminos secos, verano,
con olores de abundancia,
poniendo sobre la piel,
placas de sangre cuajada,
lirios, que al amanecer,
son estandartes de nácar.

Related Posts with Thumbnails