Va mi prima por delante,
enseñándome el camino,
de otra forma no sabría,
donde tiene el agujero,
que destapa la cisterna,
para vaciarla de cieno

Dice llamarse Asunción,
cuando no dice María,
que es vana y deliciosa,
que es lujuriosa y vana,
es por eso que cambia de nombre,
tantas veces como le da la gana.

Yo estoy orgulloso de ella,
de sus maneras procaces,
de los insultos que inventa,
de los inventos que hace.

Lo mismo lucha contigo,
que lo mismo se deshace,
sobre la cama que mueve,
sobre el tartán que se bate.

Es por ello que tanto la quiero,
yo la amo y la admiro,
ella me quita las penas,
y me lava los sentidos.

Asunción María busca un mirlo,
que le cante en la mañana,
le recite en la tarde y en la noche,
y en la madrugada la ame.

Ese pájaro puedo ser yo,
y a honra lo tengo sabido,
que no hay hombre más feliz,
que el que se siente querido.

Todos los capítulos se cierran aquí,
pues cansado estoy de la alienación,
ir en pos de quien no te quiere,
es por eso que renuncio,
y pido perdón,
a todo lo que no sea… María Asunción.

Related Posts with Thumbnails